Forro polar: origen y ventajas

forros polares gijon

 

El origen de los conocidos como forros polares hay que buscarlo en una empresa centenaria y en un hombre. Aaron Feuerstein, dueño de Malden Mills ahora conocida como Polartec, fue quien desarrolló el tejido de punto sintético con aislamiento térmico que hoy en día conocemos como forro polar o polar-fleece (en inglés). Un ‘descubrimiento’ que Feuerstein además decidió compartir con el mundo ya que no lo patentó. Sorprendente, ¿verdad?

¿Quién no tienes un forro polar en el armario? Tal vez lo usas para practicar senderismo, bicicleta, running o simplemente estar en casa. Hoy en día se trata de una prenda de ropa tan común que parece que siempre estuvo ahí. Sin embargo no es así. Su origen lo encontramos en un gigante textil de Massachussets que tras años de dominio del sector, la casa fue fundada en 1906, cayó en desgracia ante la avalancha de las nuevas telas sintéticas. Tras años en segunda fila, Malden Mills no cejó en su empeño y en 1981 lanzó un nuevo tejido sintético destinado a ropa de montaña que revolucionó el mercado. El resto es historia.

Ventajas del forro polar

Optar por un forro polar para practicar tu deporte favorito o simplemente para abrigarte tiene muchas más ventajas de las que puede parecer en un principio:

  • Generalmente está fabricado de PET procedente de botellas recicladas por lo que es sostenible con el medio ambiente.
  • Es hidrófobo, es decir, repele el agua.
  • Es ligero y cómodo.
  • Seca rápidamente.
  • Es una alternativa perfecta para los alérgicos a la lana.

Si hasta ahora no has tenido un forro polar, o si ya eres un convencido, no esperes más y visita la web de Comercio Móvil de Asturias donde encontrarás una oferta muy especial en forros polares en Gijón. ¿A qué esperas?

Deja un comentario